Historia de Isla Mujeres

Isla Mujeres aunque pequeña, posee una rica y larga historia. En sus inicios, era una de las cuatro provincias mayas y recibía el nombre de Ekab que significa Boca Iglesia. La isla era utilizada como centro de adoración a la diosa Ixchel, a la que se le veneraba para pedir fertilidad, juicio, medicina, felicidad y a la luna. El templo de adoración estaba localizado al sur de la isla, el cual servía también como faro. Los mayas colocaban antorchas humeantes en las “ventanas” del templo que se podían ver desde el mar. Otro uso que se le daba a la isla en los tiempos de los mayas era el de la cosecha de la sal, que se obtenía de las grandes lagunas de sal que la isla posee.

No fue sino hasta 1517 que la isla recibió el nombre que lleva actualmente, esto se debió al explorador español Francisco Hernández de Córdova quien al descubrir la isla y ver los muchos ídolos con formas de mujer le da el nombre de “Isla Mujeres”.

La isla no estuvo habitada por tres centurias, siendo solo visitada por piratas que buscaban refugio temporal en ella y por pescadores mayas. Uno de los piratas más famosos que la habitó fue el pirata Fermin Antonio Mundaca y Marecheaga alrededor de 1858. Mundaca construyo una imponente hacienda a la que le dio el nombre de “Vista Alegre”, se dice que esta hacienda llegó a cubrir el 40% de la isla y se dice también que llegó a albergar especies de animales y plantas exóticas, arboles de vegetales y frutas traídos de todo el mundo.

Paquetes Vacacionales Cancun

Actualmente Isla Mujeres es uno de los principales atractivos turísticos de la Riviera Maya, si usted tiene la oportunidad de llegar a la Isla ya sea tomando el ferry que sale de Puerto Juárez o desde la ciudad de Cancún no deje de visitar sus prístinas playas caribeñas y de probar una deliciosa langosta que allí se pesca.

Posted in Uncategorized | Comments closed

El Ingrediente Esencial Para El Blanqueamiento Dental

La mayoría de los productos para blanquear los siguientes ya sea en el consultorio en casa utilizan una forma de peróxido que hace el trabajo de blanqueamiento dental. Las formulaciones más utilizadas por los dentistas en consultorio contiene peróxido de carbamida. Otras formulaciones para blanquear los dientes en casa utilizan peróxido de hidrógeno. Ambos peróxidos producen el mismo resultado, la única diferencia entre estos compuestos es su estructura química.

La manera en que actúan sobre los dientes es la siguiente: el ingrediente activo en la solución que el dentista coloca sobre su dentadura se descompone, permitiendo que el oxígeno penetre en él esmalte y en la dentina. Esta acción provoca que el esmalte de los dientes se blanquee.

http://www.col.org.pe/

http://www.sonrisasdecelebridad.es/

Se trata de las Concentraciones

Ahora bien se estará usted preguntando cuál de estos dos compuestos es el mejor. La respuesta es que ambos son muy buenos. El detalle aquí es observar la concentración de peróxido que contiene la solución a aplicar. Normalmente en el consultorio dental se utilizan soluciones en una concentración de peróxido de carbamida de hasta 35%, en su contraparte los productos que se obtienen en farmacias, tiendas de autoservicio o en internet normalmente tienen una concentración de peróxido de hasta el 16%.

¿Cuál elegir?

Ahora bien, pareciera que es cuestión de números sobre cuál tipo de blanqueamiento elegir de entre el que se efectúa en casa o el que se efectúa en el consultorio dental. No obstante a pesar de los números la respuesta no es tan sencilla, verás, el peróxido tiende a quemar el tejido humano y si no se utiliza de manera correcta puede quemar su encía (originado puntos blancos que desaparecen en un día o dos y también sangrados). El peróxido también puede provocar que sus dientes se sientan más “sensibles”. De manera que si usted nunca se ha practicado un blanqueamiento dental y usted escoge una solución digamos del 22% es probable que los efectos sobre su dentadura sean muy nocivos.

Si es su primera vez, la opción más segura es escoger un kit de blanqueamiento dental en casa que tenga una solución de peróxido de carbamida no mayor al 16%. Esta concentración será lo suficientemente fuerte para producir los resultados deseados sin causarle efectos secundarios engorrosos.

Otro aspecto fundamental a recordar cuando esté realizando el procedimiento de blanqueamiento dental es no exponer sus dientes al peróxido por más del tiempo especificado por el fabricante. El extenderse del tiempo indicado podría derivar en el daño del tejido circundante de los dientes.

Posted in Uncategorized | Comments closed